Ana Paola Moreno – Graduada Facultad de Música

Sep 13, 2011 | Institucional

Son muchos los recuerdos que guardo de aquella época, donde el aprendizaje es invaluable y hacer el ejercicio de escribir sobre esto me remonta a aquella vez hace cuatro años y medio cuando no mucho tiempo después de graduarme me vine a Buenos Aires a cumplir un sueño.

Con todo la adrenalina y el miedo que produce salir de aquella cálida Bucaramanga, recuerdo que mis expectativas profesionales y académicas se reducían a por si tenía suerte iba a lograr tocar en una orquesta de estudiantes ad honorem y eso si tenía suerte y me iba muy bien; así pensaba en ese entonces.

Al llegar aquí y ver que muchas puertas se me abrieron pude constatar de que las enseñanzas de nuestros maestros fueron solidas y aprendí a valorarlo mejor desde lejos. Ahora que pasé por otra universidad para culminar mis estudios en Musicoterapia, he aprovechado y me he enriquecido de una ciudad con mucha experiencia en la profesión, pero que sin embargo me ha hecho extrañar (y es algo que aquí me ha sido muy difícil de encontrar) el trabajo interdisciplinario que es eje de acción de la facultad de Música de la UNAB, donde todo el personal trabaja en equipo conectados bajo unos mismo objetivos y principios comandado por personas de mucha calidad humana y profesional; y es que cuando todos miramos hacía un mismo horizonte sin importar el camino que se atraviese, se hace sentir muy bien y sobretodo en nosotros los estudiantes.

Aprovecho la ocasión para agradecerle a todas las personas que me aportaron de su conocimiento con la r intención de hacerme una mejor estudiante y persona. En especial a Irina Litvin que se empeño en "sacarnos adelante a pesar de las dificultades y creyó en nosotros y eso aunque parezca poco, es para mí inmensamente grande". Y muchas más personas que no quiero nombrar por temor a que quizás por descuido se quede alguno afuera , pero que recuerdo con mucho cariño y agradecimiento.

Como siempre vuelvo a mis pagos como dicen por acá, con ganas de continuar de alguna manera conectada con la UNAB ya sea integrando la orquesta de cuerdas, o en clases de armonía, o simplemente saludando a Isabelita, y cada vez con más ganas de quedarme"

Ir al contenido