Bucaramanga metió en cintura sus deudas

Dic 15, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Mary Correa Jaramillo
msocorro@unab.edu.co
Satisfecho porque durante 2005 se consolidó la política social en la Administración de Bucaramanga y “se le pudo responder a los sectores vulnerables de la comunidad, además de que se sanearon las finanzas del Municipio”, el alcalde Honorio Galvis Aguilar comentó que aunque no le gusta calificar su gestión de 1 a 5, como algunos acostumbran hacerlo los mandatarios por estas fechas, puede decir que hay logros suficientes para sentirse tranquilo porque le ha cumplido a los ciudadanos.

El mandatario local, en entrevista con el periódico 15 mostró que el déficit fiscal de la ciudad ha venido “casi desapareciendo” y que también se han reducido la deuda pública y los gastos de funcionamiento, “metiendo en cintura” las grandes deudas que se tenían, mientras que se han generado más ingresos, lo cual significa que la Administración Municipal podrá continuar con sus programas de apoyo social en 2006.

Las financias de la ciudad

Alcalde, ¿cómo evalúa su gestión en este año que termina?
Creo que las cifras hablan de que hemos gestionado y trabajado con éxito para recuperar las finanzas de la ciudad. En el tema del déficit fiscal se pasó de una deuda de 40.000 millones de pesos el primero de enero de 2004, a una de $10.300 millones al finalizar este año, lo que significa una reducción de casi el 75% en este rubro.

En el problema de la deuda pública, que era de 22.700 millones de pesos cuando asumí la Administración, hoy llegamos a los $10.600 millones, es decir, hemos conseguido una reducción del 54%.

¿Y en las cuentas de ingresos y de gastos, cómo está el panorama?
Respecto a los ingresos tributarios -conseguidos mediante el cobro de impuestos- pasaron de 48.600 millones de pesos a $76.700 millones y los ingresos no tributarios aumentaron de $110.000 millones a 151.000 millones. También se registra un aumento en los recursos de capital, los cuales el 31 de diciembre de 2003 eran de $29.700 millones y ahora están en $49.200 millones.

En cuanto a los gastos de funcionamiento, mientras en 2003 eran de 51.800 millones de pesos, al finalizar este año llegan a los $44.900 millones, con una reducción del 13.32%, es decir, 6.900 millones de pesos. Y en los gastos generales -los más complejos de reducir- se han logrado positivos resultados porque se pasó de $10.500 millones en el año 2003 a $5.000 millones en 2005, es decir que en sólo dos años tenemos un ahorro cercano a 6.000 millones de pesos.

El estado de las vías

Los bumangueses creen que éste es el peor año para las vías. ¿Qué respuesta da a sus quejas?
Reconozco que la malla vial está destruida, pero aclaro que no se dañó sólo en los 2 años que lleva esta Administración. Pero es importante explicarles a los ciudadanos que la acción irresponsable de los contratistas de las empresas de servicios públicos afecta más la malla vial y, de esta crítica no se salva ninguna empresa.

Esta administración ha mandado tapar 6.000 huecos y ahora cuando el Concejo autorizó 1.500 millones de pesos aproximadamente para reparaciones de calles, se ejecutan algunas obras en los barrios, porque ya habían realizado otras en el sector comercial.

El problema sigue siendo que hay trabajos de reparación que iniciaron las empresas de servicios públicos desde hace varios meses, pero todavía no se han culminado esas obras por la magnitud de las mismas y eso afecta a toda la ciudadanía.

La idea de subir
el Impuesto Predial

El Gobierno Nacional aprobó aumentar en 4.5% el valor del Catastro y usted presentó al Concejo la propuesta de aumentar el Impuesto Predial entre un 16% y un 45% para los estratos 3, 4, 5 y 6. ¿No cree que la ciudadanía reventará con esas tarifas excesivas?
Jamás a los ciudadanos les gusta pagar impuestos y cualquier medida en este sentido es impopular. Le aclaro que Bucaramanga hizo actualización catastral hace 4 años y lo que plantea el Gobierno Nacional es apenas el incremento normal de cada año en la actualización catastral que es igual al Índice de Precios al Consumidor, que está previsto será del 4.5%.

En cuanto al Impuesto Predial, yo lo que estoy proponiendo para el año 2006 es nivelarlo porque en este momento Bucaramanga tiene la estructura de tarifas de ese impuesto más baja del país, si nos comparamos con ciudades como Manizales, Pereira, Cúcuta –que paga el doble– y hasta Bogotá y Medellín.

Pero es más grave si nos comparamos con nuestros municipios del Área Metropolitana. Fíjese en estas tablas del Predial [y las muestra en su computador portátil] y observará que el estrato 6 de Bucaramanga paga menos que el estrato 1 de Floridablanca y que el estrato 5 de nuestra ciudad paga igual al estrato 1 de Girón.

Lo que la Administración busca es conseguir 10.000 millones de pesos más y de esa forma se anticipa a una situación de crisis que puede presentarse por gastos obligatorios que vienen como el del pago a los pensionados, que ya hoy representa un valor más alto que los ingresos por recaudo del Predial.

Sé que éste es un costo político alto para el alcalde que lo propone, pero tengo que tomar una de dos decisiones: actuar pensando en la imagen política y entonces sencillamente dejo que las cosas vayan como están hoy. De hecho, cuando termine mi mandato voy a entregar una ciudad completamente saneada en sus finanzas, con cero déficit, con una deuda pública controlada, grandes proyectos, muchos de ellos ya inaugurados y otros ejecutándose y así sería una buena Alcaldía.

Pero yo deseo manejar esto responsablemente y por eso debo anticiparme a los acontecimientos y hacerle notar a la ciudad que en pocos años vamos a tener problemas graves de iliquidez ante las exigencias de los gastos. Por eso propongo la nivelación del Predial.

Viaducto de la Novena
para 2006

Usted planteó que el Viaducto de la Novena se pagaría por valorización. ¿Con los cambios hechos al proyecto, cómo se financiará la obra y cuando inicia la construcción?
Le aclaro que los cambios en el diseño del Viaducto de la Novena fueron sólo para mejorar el desarrollo de su trazado y hacerlo viable. El primer viaducto que habían diseñado hace varios años era de una longitud de 570 metros y con unas vigas de 85 metros de profundidad, por lo que resultaba más costoso que el construido entre Dosquebradas y Pereira. Además, conducía los vehículos hacia el barrio Mutis, cuando el mayor tráfico está en la Ciudadela y debe además desembotellarse hacia la vía a Girón.

Por esa razón se mejoró su diseño y se determinó la construcción de dos viaductos: uno sobre la quebrada Rosita, con una longitud de 175 metros y otro sobre la Cañada El Loro de 70 metros de largo. Además vamos a llegar a la vía en Ciudadela. También se hará una ampliación de la vía que lleva al barrio Mutis y a la Comuna 17.

Este proyecto no sólo resulta viable, sino más económico porque vale 32.000 millones de pesos, de los cuales ya hay en bancos $12.000 millones y los $20.000 millones restantes se irrigarán por valorización, pagadera en 7 años, lo cual significa que el predio al que más le tocará pagar por valorización aportará 400.000 pesos en un plazo de 6 a 7 años.

La obra se iniciará en abril de 2006 y aspiramos a inaugurarla en diciembre del mismo año.

Los líos del espacio público

¿Qué alternativas de fondo ve al problema de ocupación del espacio público en medio de la situación de desempleo, aparte de tener que sacar a los vendedores de la calle como una solución parcial?
No es fácil para ningún alcalde mantener despejado el espacio público y le aseguro que la solución total tampoco la tenemos los alcaldes. Ella debe proceder de políticas nacionales porque frente al problema del desempleo, que es una situación macroeconómica, las soluciones deben ser también macroeconómicas.

El problema aquí es que el Gobierno Nacional ha estado ausente de este fenómeno y, repito, la solución estructural no la tenemos los alcaldes porque ya se ha visto que soluciones como la de construirles centros comerciales no han servido.

Nosotros intentamos concertar con los vendedores y con organizaciones que puedan apoyarnos en programas de desarrollo social porque estoy convencido de que si no se solucionan estos problemas sociales, no se acabará la ocupación del espacio público.

Claro que también hay que replantear lo que significa la ocupación del espacio público porque en ciudades como París, Estocolmo, Nueva York y Bruselas –con el ingreso per cápita más alto del mundo- hay invasión del espacio público por parte de vendedores, restaurantes, parqueaderos públicos para los carros de los turistas, entre otros.

¿Qué les dice a los ciudadanos que critican la llamada privatización del espacio público, pues se autoriza el funcionamiento de un restaurante alrededor de un tanque del acueducto o se permite una zona azul de parqueo en la carrera 29 con calle 47?
Le aclaro que el tanque donde funciona el restaurante no es espacio público, sino un predio del Acueducto Metropolitano. Pero repito que en las grandes ciudades del mundo, donde el valor más importante es el dinero que dejan los turistas, se usa parte del espacio público para atenderlos a ellos y así se observan restaurantes, parqueaderos y otros servicios para atender de la mejor forma a quienes dejan abundantes ingresos en turismo. En Bruselas, el gobierno local arrienda el espacio público a los negocios y a particulares, en aras del turismo. Los Campos Elíseos, en París, rodeados por pequeños restaurantes y sitios de comidas rápidas, son un buen ejemplo de que el espacio público bien administrado y con el cuidado necesario le deja utilidades al Estado, además de las que perciben los propios negocios.

En cuanto al contrato con Ciudad Móvil, a pesar de las dificultades, tiene un aspecto positivo y es que por fin en Bucaramanga los ciudadanos hemos aprendido a respectar el andén y no parquear en lugares indebidos.

Enfrentamientos con Ciudad Móvil y la Cdmb

Hablando de Ciudad Móvil, ¿se reversará el contrato con ellos como lo sigue reclamando la ciudadanía?
El problema más grave son las condiciones económicas que se aceptaron en ese contrato, especialmente porque pierde dinero la Dirección de Tránsito. Fue por esa razón que demandé ese contrato ante el Tribunal Administrativo hace año y medio.

Hemos venido multando a Ciudad Móvil por los continuos incumplimientos de los contratos y hoy (13 de diciembre) elevamos consulta jurídica para ver si, en esa situación, se podría solicitar una caducidad del contrato vigente que está por 15 años. Aspiro a que antes del 31 de diciembre ya haya buenas noticias para los bumangueses en ese aspecto.

¿En qué va la propuesta de constituir una empresa de servicios públicos para el manejo del alcantarillado en la ciudad, que ha enfrentado al Municipio y la Cdmb?
La empresa de alcantarillado debe pertenecer al Municipio porque el alcantarillado debe ser para la comunidad y no creemos que sea conveniente que la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb) siga manejando este servicio, cuando su actividad cambió y ahora se dedica al medio ambiente. Hay una sentencia clara de que esa corporación no puede seguir manejando la red del alcantarillado y por eso sigo esperando a ver qué va a pasar.

El problema es que la Corporación argumenta que no puede entregar el sistema de alcantarillado porque está contabilizado dentro de sus activos, pero el Municipio reclama esa red o sistema del alcantarillado, por ser el aporte que se entregó cuando la Administración entró a participar como socia para constituir la Cdmb. Eso es como si al conformar una sociedad cualquiera, cada socio hace un aporte, pero al liquidar la sociedad, cada quien se lleva sus aportes

Las deudas de la educación

Algunos niños se quedaron sin escuela buena parte del año por la falta de docentes. ¿Cómo se solucionó esta situación?
El problema es que algunos docentes reclamaban el pago de un retroactivo y yo les prometí que el 4 de febrero se cancelarían los 3.400 millones de pesos que se adeudaban y así lo hice, pero ellos no me creyeron y paralizaron clases. Luego hubo dificultades porque el Gobierno Nacional no asignó los recursos para pago de nómina, especialmente para docentes de escalafón 13 que reciben más salario y en Bucaramanga hay muchos docentes con ese escalafón, por lo que hacen falta $9.000 millones para cancelarles esa nómina.

Al mediados de año, para poder conjurar la crisis que se veía venir, gestioné con la ministra de Educación una partida de $10.600 millones que entregaron en septiembre y así nos anticipamos al problema. Para diciembre hay dificultades porque nos hacen falta $1.400 millones, pero se presentó proyecto de Acuerdo ante el Concejo, a fin de que nos permitan hacer una transferencia de recursos.

Es importante recordar que Bucaramanga ofrece hoy una cobertura del 98% en educación y la mejor calidad, si se compara con ciudades de 100.000 habitantes y por eso demandamos del Gobierno Nacional el apoyo para continuar mejorando día a día.

Otras cosas…

Alcalde, ¿algunos se preguntan por qué usted no adelanta ninguna actividad pública en domingos y festivos, como lo hacen el presidente Uribe y el gobernador Hugo Aguilar?
Yo trabajo entre semana, desde tempranas horas hasta bien tarde de la noche, al servicio de la ciudadanía y sin dedicarle tiempo a mi familia e incluso hay semanas enteras en que ni los veo. Pero desde que inicié mi mandato decidí separar el domingo para mi familia y este es un espacio que debo cuidar porque es apenas justo y humano. Recuerde además que estos cargos son pasajeros, efímeros, pero a mi familia debo y quiero conservarla.

Y la pregunta final, de rigor por estos días. ¿En momentos de una posible reelección presidencial y de pronto hasta de alcaldes y gobernadores, usted que piensa del tema?
Yo aspiro a que me reelijan en mi familia.

Ir al contenido