El próximo gobierno puede alcanzar la paz

May 2, 2006 | Institucional

Por Ricardo Jaramillo P.
Planteando interrogantes como ¿es posible hacer política sin matar? ¿Es posible responder a la violencia sin violencia? ¿Es posible defendernos sin armas? El historiador español, docente y miembro del Instituto de Paz y Conflicto de la Universidad de Granada, Mario López Martínez, ofreció una cátedra en la UNAB acerca de la ¿No violencia: proyecto ético-político y lucha por la justicia social¿.

La actividad, organizada por el Instituto de Estudios Políticos, se cumplió en la sala de Audiencias de Derecho el miércoles 26 de abril.

López Martínez no resolvió literalmente los interrogantes. Pero dio ejemplos de cómo hacerlo. Citó el caso de Chile de cómo vivió subyugado por diez años en la dictadura de Augusto Pinochet y de cómo una idea que surgió de un grupo sindical creció tanto que terminó por retirarlo del poder por medio de la máxima herramienta democrática: el voto.

También habló de la Dinamarca de la Segunda Guerra Mundial, que ante la impotencia de vencer a un poderoso enemigo por las armas (Alemania) lo doblegó con lo que él llamó un ¿cambio social y revolucionario en mentalidad, sin disparar un tiro¿; es decir, la No Violencia y una de sus muestras: la desobediencia civil.

Dijo que en Colombia el camino está dado para que el próximo presidente ¿sea quien sea¿ pueda alcanzar la paz. ¿El ganador tiene la oportunidad para hacer un gran pacto social y lo puede hacer con toda la gente que anhela la paz, que son muchísimos más que los que desean la guerra o tienen intereses en ella. ¿Por qué los candidatos presidenciales no hacen énfasis en esto si es tan es fácil? Hay que hacer una ‘hoja de ruta para la paz, construir mesas de negociación en las que participarán los actores interesados y hacer un pacto en lo educativo y en lo social¿.

Agregó que hacer esto, no requiere de mucho esfuerzo económico. ¿Es más que todo voluntad política. Se puede hacer, porque ya se ha hecho en otros lugares del mundo. No deben participar exclusivamente los actores armados, también la población directamente afectada, las mujeres, los niños, todos tienen derecho a trabajar para buscar la paz¿, concluyó.

Ir al contenido