La ardua labor de la vigilancia del gasto público

Mar 17, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Jorge Mario Iriarte Mendoza
jiriarte@unab.edu.co
Humberto Cucaita vive en Regadero Norte en una pieza de la casa de la se?ora Nubia Gonz?lez. Tiene 65 a?os de edad y 10 como veedor ciudadano. A Cucaita le llevan quejas, le proponen soluciones y lo buscan los representantes de entidades para que sirva de puente en la socializaci?n o concertaci?n de programas para la comunidad.
Cucaita no cobra, no gana nada con esto y le toca sacar de su bolsillo para transporte, fotocopias y llamadas. Con este oficio s?lo obtiene el respeto de su sector. Le gusta vigilar las obras que se hacen en su comuna, saber y exigir que sean de buena calidad. Como ?l existen aproximadamente 130 personas – algunas organizadas, otras no- que hacen la labor de veedores en la ciudad.
?lvaro Vecino, director ejecutivo de la Fundaci?n Participar, una de las organizaciones que trabaja en capacitaci?n y asesor?a a veedores ciudadanos, se?ala que ?existe un panorama des?rtico puesto que todav?a hay veedur?as de papel. Aunque hemos avanzado, antes eran muy desorganizadas, fragmentadas y dispersas?.
Actualmente, la C?mara de Comercio, la Contralor?a Municipal, la Escuela Superior de Administraci?n P?blica, ESAP, y la Fundaci?n Participar trabajan en un? programa llamado ?Control social para la defensa y vigilancia de lo p?blico? que a su vez se organiza en tres frentes: finanzas p?blicas, educaci?n y obras de baja intensidad.
?Estamos capacitando tambi?n en derechos humanos ya que, por ejemplo, no es lo mismo hacer quejas o reclamos por las obras del parque del barrio, sino por el derecho al esparcimiento y a la recreaci?n, por el puesto de salud sino por promover y defender los derechos humanos?, expone Vecino.
De la labor constructiva de los veedores existen ejemplos como el de Jos? Ni?o, veedor del barrio Ciudad Bol?var que se arm? de paciencia para hacer ?vueltas? y tocar puertas durante siete meses y logr? que la empresa de acueducto le solucionara problemas de mala facturaci?n para el sector donde ?l habita. Adem?s, obtuvo igual resultado para el servicio de telefon?a.??

Entre las ganas y los obst?culos
N?stor Villabona, arquitecto, veedor ciudadano encargado del comit? de obras de baja intensidad, dice que esta labor ?es una pr?ctica m?s de voluntariado y no recibimos sueldo. Ese es uno de los problemas que tenemos porque debemos sacar tiempo de nuestro trabajos u obligaciones para poder hacer control?.
Adem?s Villabona se?ala que por Ley, cualquier persona puede obtener informaci?n de los contratos con entidades p?blicas, y algunas veces dificultan la documentaci?n, ?otra es que los organismos estatales nos se?alan como trancas en los procesos?. A esto ?ltimo se suma la apreciaci?n de Vecino quien asegura que no se trata de ser obst?culo para las obras sino que aporten y promuevan el desarrollo de las mismas.
?Veedor es cualquier ciudadano que tenga inter?s en qu? se hace con el gasto y la inversi?n p?blica?, explica Ana Julia Delgado, de la veedur?a ciudadana de Gir?n,? ?es injusto que un servidor p?blico salga con los bolsillos llenos y las necesidades de la gente sigan siendo urgentes?, agrega. Para Delgado el reto que tienen es mejorar la imagen de estas organizaciones y hacer entender a la gente que es un soporte y no un obst?culo de la funci?n p?blica.La Asociaci?n de Veedores ciudadanos de Bucaramanga y el ?rea Metropolitana, Asovemeb, denunci? a Clara Isabel Rodr?guez, secretaria de educaci?n departamental de la pasada administraci?n, por el sobrecosto de unos paquetes escolares que iban a ser entregados el a?o pasado, seg?n Rogelio Vergel Rueda, miembro de esta asociaci?n. ?Lo que hacemos es denunciar a los funcionarios p?blicos corruptos ante las autoridades competentes. Esa es la satisfacci?n personal, ayudar de alguna manera a disminuir el grado de corrupci?n?.
Javier Jim?nez, veedor de la misma entidad tambi?n es cr?tico con la administraci?n p?blica y hace ?nfasis en que ?los organismos nos capacitan pero no nos integran porque aducen que por Ley no pueden hacerlo. El Gobierno hace el m?nimo esfuerzo para que el ciudadano sepa qu? hace una veedur?a?.
El encargado del sector sur de la asociaci?n, Romualdo V?squez, denuncia que algunas personas hacen esta labor por intereses personales, burocr?ticos o electoreros. ?Un caso es el de un fundador de una red de veedur?as que le hizo control a la anterior gobernaci?n y no encontr? nada a sabiendas de que Hugo Aguilar est? siendo investigado por varias obras. Estos personajes que act?an como veedores se prestan para que les den un ?puestico? sin mirar el detrimento de la? comunidad, aparte del da?o que le hacen a la imagen de las asociaciones?.??????

Los retos de las veedur?as
Vecino se?ala que existen personas que quieren hacer veedur?as, pero no saben c?mo organizarse y si tienen alguna queja o denuncia no saben a d?nde ir. Sin embargo, recalca el inter?s a pesar de que ?la veedur?a es desagradecida por lo que la gente tiene poca conciencia ciudadana?. Seg?n datos de la Contralor?a, en una convocatoria sobre control social, se inscribieron 1.500 personas interesadas en formar redes de vigilancia. Esto demuestra que los ciudadanos est?n m?s interesados y preocupados por lo p?blico, no obstante falta normatividad que legalice la labor del veedor adem?s del trabajo conjunto con entidades estatales, explica un informe de la entidad.?
?dgar Gonz?lez Salas, experto en administraci?n de las Naciones Unidas, expone que el? futuro de las veedur?as est? en la medida en que se capaciten, los gobiernos entreguen informes y hagan alianzas con los entes de control. La Fundaci?n Estructurar ha visto algunas necesidades que tratan de resolver como es la capacitaci?n en nuevas tecnolog?as puesto que en estos momentos la mayor?a de la informaci?n sobre contrataci?n en informes de rendimiento de cuentas de los entes gubernamentales se encuentra en la Internet.
Desde que el Congreso aprob? la Ley 850 del 18 de noviembre de 2003, que en 24 art?culos establece la normatividad del funcionamiento de las veedur?as y cre? la Red Institucional de Apoyo a las Veedur?as, conformada por todos los entes de control del Estado y como entidad de capacitaci?n a la Esap, las veedur?as en Bucaramanga y su ?rea metropolitana todav?a poseen dificultades econ?micas y se quejan de la falta de apoyo de las entidades.?
Los veedores y entidades encargadas coinciden en que uno de los planes que m?s dar?a resultado ser?a sensibilizar a j?venes sobre la importancia del control ciudadano. Adem?s la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, trabaja en la capacitaci?n de desplazados por la violencia para hacerlos parte de los programas de veedores.

Ir al contenido