La mujer en la vitrina

Mar 2, 2009 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Sheila Castellanos
?scastellanos3@unab.edu.co

No?es del todo falso decir que las mujeres al irse de compras sue?an con que la ropa que est? en las vitrinas se vea en sus cuerpos como en el de los maniqu?es; sin embargo saben? que sus medidas no son las de las figuras artificiales y que su belleza no siempre?corresponde con el ideal est?tico del mundo de la moda.
?Una buena modelo es una persona que sea alta y que sea delgada, porque para lucir ropa hay que tener buena figura, pero tambi?n la cara, las expresiones y como porte la ropa la hacen buena?, dice Lina Centeno, dise?adora de modas, quien asegura que m?s que moda, lo que se consume en los estantes es un estilo de vida.
En las vitrinas se ven anuncios que describen el ideal de mujer: moderna, elegante, rom?ntica y din?mica.
Esta calificaci?n comercial se convierte en el mensaje, ?la moda proyecta a la mujer como una atracci?n.
En este momento sobretodo, se busca que atraiga lo que sea, que llame la atenci?n?, afirma Celina D?az, historiadora y autora del libro La moda en Santander.
Por ello, los c?nones al volverse cada vez m?s exigentes e inalcanzables traen consigo el mercado de productos para adelgazar, hacer crecer el pelo, aumentar el tama?o del busto y reducir las arrugas, que a su vez est?n pensados para mujeres de todas las edades y capacidad adquisitiva abarcando la totalidad del mercado femenino.
Una cirug?a est?tica de aumento del busto en Bucaramanga cuesta entre cuatro y siete millones de pesos, pero quienes no tienen lo suficiente para pagarla pueden acceder a un producto naturista (que promete resultados similares a los de la cirug?a) que cuesta entre 50 mil y 70 mil pesos.La mujer en la vitrina no respira, no suda, no come, no se cansa, no tiene hijos o marido.
Est? como suspendida en el tiempo, siempre en el lugar ideal vi?ndose perfecta, con el maquillaje intacto y en la medida justa, el pelo peinado y una sonrisa constante; sin embargo, seg?n la modelo Silvia Gualdr?n, ?un maniqu? no puede reemplazar a una modelo porque un maniqu? es est?tico y no expresa nada. Entonces a todo el mundo le llama m?s la atenci?n la sonrisa y la gracia que expresan las modelos?.
Por otro lado, Pablo Medina, asesor de moda y montaje de vitrinas de la marca Diesel, asegura que ?lo m?s importante del maniqu? es que el cliente se visualice en ?l. Ahora estamos viendo ampliamente a nivel mundial que los maniqu?es adquieren movimiento, poses, porque antes siempre se ve?an quietos, b?sicos. Ahora hay marcas que proponen momentos de la vida de las mujeres, entonces las mujeres se ven en una fiesta, en el ba?o, y eso hace que el cliente se vea en esos espacios?.
Los honorarios por sesi?n (puede ser un d?a o unas horas) de una modelo promedio en Bucaramanga contratada a trav?s de una agencia son de 400 mil a un mill?n de pesos.
Un maniqu? puede costar desde 360 mil hasta 500 mil pesos.
La mayor?a de tiendas dise?a sobre maniqu?es, por lo general no cuentan con presupuesto para modelos de tallaje, es por eso que la ropa est? hecha, para ?ellas?.???

?Es el maniqu? un modelo de mujer?
La? psic?loga, Pilar Fern?ndez cree que ?evidentemente, el maniqu? es un modelo de mujer. El problema depende de la autoestima de la persona que se identifica con el maniqu?, o mejor dicho que quiere verse como el maniqu?, porque si tiene baja autoestima se va a frustrar al ver que no logra lo que quiere mostrar ante los dem?s, porque la moda est? ligada a la publicidad y ah? se generan expectativas?.
?Los maniqu?es que m?s se venden son los talla 8?, afirma Jorge Vega, fabricante de maniqu?es, que son los que m?s se acercan a las medidas ?perfectas? (90-60-90).
Entre otras exigencias de los clientes, seg?n Vega, est? el que no sean ?muy cachetonas? o con la ?cara fea?, como si el concepto de belleza fuera universal o pre-establecido en un manual sobre la est?tica del cuerpo.
Pero en lo que s? est?n de acuerdo tanto fabricantes como dise?adores es en que el maniqu? siempre debe verse bien; ?un maniqu? debe ser muy bien hecho, se debe ver la calidad porque lo que est? queriendo mostrar es a la persona real, y si yo veo un maniqu? con una peluca enredada, mal maquillado o que tiene los dedos quebrados, no me voy a ver en ?l y se va a dar un mal aspecto de la marca?, dice Pablo Medina, para terminar aseverando que una mujer puede verse mal arreglada pero un maniqu? jam?s.
?Todo tiene su momento, puede ser que antes la moda proyectara a la mujer como alguien que pod?a mantener una familia; despu?s como una mujer completamente d?bil, pero ahora la moda y los maniqu?es invitan a que la mujer llame la atenci?n, por su cuerpo, por su maquillaje, por su cabello, pero que llame la atenci?n?, expone Celina D?az, agregando que ?la figura que tienen los maniqu?es es la completamente normatizada, entonces habr?a que ver que esos prototipos se salen de la norma, ?ellos? venden moda para un prototipo, sea cual sea, siempre lo que tratan de mostrar es un prototipo?.
Es precisamente ese prototipo el que genera que a medida que aumenta el tama?o del busto del maniqu? incrementen las citas en los quir?fanos, y que a medida que disminuye la cintura de los maniqu?es se reduzcan tambi?n las ganas de comer de las mujeres que desean entrar en un pantal?n talla 6.
??Los problemas de autoestima y de trastornos alimenticios en un 60% ? 70% se deben a las falsas expectativas que se generan a causa de los estereotipos de belleza y lo que est? de moda?, asegura la psic?loga Pilar Fern?ndez.
Desde un a?o hasta la fecha los maniqu?es han experimentado cambios, a pesar de que todos salen de un mismo molde hecho tomando como referencia modelos, algunas de las tiendas que los adquieren piden que les aumenten el tama?o del busto, que les hagan labios m?s gruesos e incluso que les pongan pezones; seg?n cuenta Vega, quien se sorprende algunas de las veces por el tama?o que le piden y agrega que con el busto tan grande se ve deforme la ropa; no obstante hay quienes no ven inconvenientes en estas ?reformas? y por el contrario quieren imitarlas.
?Uno sale a vitriniar y sospecha todo el tiempo, c?mo me quedar? la ropa, y despu?s uno se da cuenta, me falta algo de un lado y me sobra de otro?, comenta Catalina P?ez, una compradora desprevenida, en el centro comercial La Quinta, que contempla una vitrina llena de ?modelos? sint?ticos a los cuales no les afecta el clima, el tiempo o la gravedad.

Ir al contenido