La Navidad se anticipa para el comercio

Nov 19, 2007 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Luis Alfonso C?rdenas Mateus

lcardenas2@unab.edu.co

"Desde septiembre se siente que viene diciembre", dice una cortina radial de Ol?mpica Est?reo Bucaramanga y no se equivoca, porque la actividad en los centros comerciales de la ciudad, el comercio informal, la emisi?n de la m?sica que alegra el fin de a?o y las decoraciones que aparecen en las calles y casas, inician desde ese mes, con el fin de generar una pre-temporada comercial para que la gente se prepare y reciba diciembre con todo listo, desde los arreglos navide?os y la comida, hasta los regalos que el ni?o Dios o Pap? Noel traer?n para los peque?os la noche del 24.

Contrario al movimiento comercial que vive la ciudad, la iglesia inicia su celebraci?n a partir del 24 de diciembre en la noche con el nacimiento del ni?o Jes?s, y culmina el 6 de enero con la llegada de los reyes magos o fiesta de la epifan?a del Se?or. Sin embargo, tiene un tiempo de preparaci?n "para la venida del se?or Jes?s que se inicia cuatro domingos antes de la navidad", explica el padre Jos? Miguel Le?n, vicario parroquial de la comunidad San P?o de Bucaramanga.

Sin embargo, el padre Le?n asegura que las tradiciones religiosas en torno a la navidad como la celebraci?n de las novenas de aguinaldo, la asistencia a las misas en las horas de la madrugada y la reuni?n familiar en torno al pesebre, como uno de los momentos lit?rgicos m?s importantes para la iglesia cat?lica, se ha perdido a causa del impulso comercial que se evidencia en los ?ltimos meses del a?o. "Desafortunadamente la navidad se ha convertido en una fiesta meramente comercial y se ha centrado en los regalos, por eso no es raro ver la ciudad en su gran mayor?a con adornos y entonces el verdadero sentido del nacimiento se pierde", puntualiza.

Y es que la natividad, que significa nacimiento, pretende recordar el misterio de la encarnaci?n de Jesucristo hecho hombre; por eso desde la iglesia se simboliza con el pesebre, que en los ?ltimos a?os se ha venido reemplazando por el ?rbol, por Pap? Noel o por el mu?eco de nieve; elementos agregados a esta fiesta pero que nada tienen que ver con la realidad de la cultura colombiana, adem?s, se han convertido en adornos y figuras que enriquecen la celebraci?n propiciando un espacio para que grandes y chicos consuman este tipo de productos, bien sea para decorar espacios o para obsequiar en la noche buena. El padre Jos? Miguel manifiesta que "la sociedad hoy le pone m?s realce a un arbolito, a Pap? Noel, a unas lucecitas que al mismo misterio de Jes?s, de Mar?a, de Jos?, de los magos, del pesebre, entonces ciertamente se ha entrado en una comercializaci?n".

Seg?n Juan Camilo Beltr?n Dom?nguez, director ejecutivo de la Federaci?n Nacional de Comerciantes Fenalco, el adelanto en la comercializaci?n de los productos se hace con el fin de "concienciar a la gente para que pueda realizar sus compras con calma y no deje todo para ?ltima hora"; desde ese gremio, en uni?n con los cinco principales centros comerciales de la ciudad como son la Quinta, Cabecera Cuarta Etapa, Acr?polis, Ca?averal y la Florida, se tienen pensadas jornadas que se han denominado "Bucaramanga trasnochadora", en las cuales estos centros tendr?n abiertas sus puertas hasta las 12 de la noche. De esa forma, "el comercio se esmera en ofrecer un espacio adecuado y unas condiciones ?ptimas para que la gente pueda acudir a comprar sus regalos como tradicionalmente lo hace", puntualiza Beltr?n Dom?nguez.

Pero as? como el comercio formal trabaja para ofrecer buenas condiciones de compra a sus clientes, el informal tambi?n hace de las suyas o su "agosto", ofreciendo en cualquier calle de la ciudad productos navide?os a precios bajos. Luis Eduardo Giraldo, vendedor ambulante quien ubica su negocio en una de las aceras sobre la carrera 33, ofrece instalaciones luminosas de diferentes colores, mu?ecos de Pap? Noel, entre otros, a precios econ?micos y asequibles para cualquier transe?nte. Mientras en un almac?n de cadena una extensi?n de luces de 100 bombillos cuesta 10 mil pesos, Luis Eduardo la vende en 3 mil o 4 mil pesos, o figuras de Pap? Noel que en el almac?n de un centro comercial cuesta 35 mil, ?l las vende en 10 mil; sin embargo, siendo un beneficiario de la temporada, tiene muy claro que lo que realmente se celebra es el nacimiento del ni?o Dios.

Jairo Rodr?guez es otro de los tantos vendedores ambulantes de la ciudad, y se dedica al comercio de m?sica pirata que por este tiempo es uno de los negocios m?s lucrativos. "En promedio vendo 50 mil pesos diarios", comenta Jairo, quien vende estuches de 3 discos compactos por un precio de 5 mil pesos y a veces hasta m?s "seg?n el marrano", enfatiza. Tambi?n, como el resto del comercio, inici? su actividad a partir de septiembre y su horario de trabajo va desde las 9 de la ma?ana hasta las 6 de la tarde.

La calle 35 en el tramo comprendido desde la carrera 19 hasta la diagonal 15 en la cual se encuentran ubicados diversidad de locales comerciales, tambi?n hay espacio para lo vendedores ambulantes. Tal es el caso de William Almeida, propietario de La Punta del Descuento, un local en el cual se encuentran art?culos navide?os de toda clase y que a pesar de que su negocio est? tapado por los ambulantes, asegura que el incremento en las ventas en la temporada navide?a, aumenta casi en un 100 por ciento. "Es una temporada muy buena, en la que m?s se vende, es en la que uno se desquita del a?o que pasa, es la mejor ?poca para el comercio", agrega William. Por su parte el director de Fenalco argumenta que "normalmente las ventas de los almacenes se incrementan hasta en un 100% durante la ?poca".

Pero ese "agosto" de los vendedores ambulantes, afecta a quienes ejercen el comercio formal, porque "el contrabando siempre es una amenaza que tenemos latente, es el principal inundador de las calles con productos de mala calidad y que se comercializan ilegalmente", asegura el director de Fenalco; quien agrega que es una lesi?n que se le causa a quienes pagan los impuestos de ley y a quienes ofrecen productos de buena calidad y comodidades a sus clientes.

El adelanto de la comercializaci?n de los productos beneficia a quienes los venden, hay trabajo para mucha gente pero ello "sacrifica el sentido de la celebraci?n", afirma el padre Jos? Miguel y agrega, "si usted va y pregunta en los almacenes qu? significa para ellos la navidad, le van a decir, es temporada que hay que adelantar porque de esa manera se obtienen m?s ganancias".

Es evidente que el nacimiento del ni?o Dios, as? como es uno de los festejos m?s importantes para la iglesia, tambi?n lo es para el comercio, porque seg?n Fernando Fierro Mora, director de Ol?mpica Est?reo, para ellos significa mucho trabajo. "Tenemos que tratar de hacer actividades promocionales y de mercadeo para que la emisora forme parte de la navidad con fiestas en las cuadras, regalar orquestas, trago, lechona, hacer desfiles y concursos de aguinaldos"; adem?s, el incremento en la pauta publicitaria es notorio debido al impulso comercial que los diferentes almacenes quieren darle a sus productos, "en diciembre se nota la diferencia, se pauta mucho m?s", concluye Fierro Mora.

La navidad cuenta con dos fases de celebraci?n, una espiritual y otra comercial. En la primera la iglesia hace ?nfasis e invita a que se celebre desde la fe, retomando las tradiciones como la novena familiar y las vivencias de las eucarist?as. El padre Jos? Miguel resalta en que esta celebraci?n debe vivirse en "familia, en unidad, en torno a la fraternidad, el amor, es un tiempo de paz, de reconciliaci?n y de perd?n, en el que las familias deben colaborar y buscar la unidad y ayuda mutua". Desde la fase comercial, Juan Camilo Beltr?n, director ejecutivo de Fenalco, afirma que "hay fechas en las que el comercio formal tiene sus fuertes y sin las cuales definitivamente ser?a muy complicado subsistir; se debe mantener un balance entre la tradici?n espiritual y de igual manera la parte comercial".

Ir al contenido