La tuberculosis se transmite como la gripa

Abr 28, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por ?lvaro Lesmes
alesmes2@unab.edu.co
En el mundo se presentan cada a?o m?s de 10 millones de casos nuevos de tuberculosis (TBC) y 3,5 millones de muertes por esta causa. Para Am?rica Latina, los casos nuevos son alrededor de 650 mil por a?o y 50 mil las defunciones, seg?n datos de la Organizaci?n Panamericana de la Salud, OPS.
La TBC m?s frecuente es la pulmonar, y en lo que va corrido del a?o, en Santander, ocho de cada diez tuberculosos han adquirido la enfermedad por v?a a?rea, de la misma manera como se contagia un resfriado com?n.
Seg?n D?bora Villa, coordinadora del Programa de Tuberculosis y Lepra de la Secretar?a de Salud de Santander, "el problema con la tuberculosis es que en la primera semana se puede confundir con una gripa, y como ?sta es aceptada socialmente no le prestamos atenci?n a esa persona que tose en el bus o en la oficina, y resulta que puede ser un tuberculoso esparciendo bacilos".
La desnutrici?n, el hacinamiento, las malas condiciones higi?nicas, la infecci?n por el VIH, la diabetes, el estr?s, el alcoholismo, la drogadicci?n y la indigencia entre otros, aumentan la susceptibilidad de las personas a la enfermedad, expresa Fernando Mantilla McCormik, director del Departamento de Epidemiolog?a del Hospital Universitario de Santander, HUS.
Aunque el mayor porcentaje de los tuberculosos padece TBC pulmonar, la enfermedad puede comprometer tambi?n los ri?ones, huesos, ganglios linf?ticos, sistema nervioso central, ?rganos genitales, pericardio, peritoneo, articulaciones o diseminarse por todo el organismo.

Un caso terminal
A Pedro* le espera la muerte, a sus 40 a?os su organismo ya no aguanta la TBC miliar que padece. La bacteria que se aloj? en sus pulmones se ha diseminado a otros ?rganos del cuerpo por medio de la sangre, esto debido a sus bajas defensas. ?l fue internado en el Hospital Universitario de Santander, HUS, el 5 de abril, pero su estado est? tan avanzado que Olga, su madre, s?lo habla de conseguir los recursos para el entierro. Como la mayor?a de los que padecen de tuberculosis Mart?nez es pobre.
Pedro es uno de los 42 casos que ha atendido el HUS en el primer trimestre de 2008, cifra alarmante seg?n Mantilla McCormik, pues supera con gran ventaja la registrada el primer trimestre del a?o anterior, "en 2007 se atendieron 95 casos, y si la tendencia en 2008 se ubica en 42 casos por trimestre tendremos unos 170 casos este a?o", afirma.
Es 15 de abril. Olga sigue su drama al ver a su hijo agonizando. "Est? mal, ya no habla, ni siquiera abre los ojitos", expresa la madre ya resignada a la realidad. Ella lleg? el d?a anterior de Calarc?, Quind?o, y mientras habla por tel?fono, llora y se limpia la nariz y los ojos con el mismo pa?uelo que usa de tapabocas para evitar que Pedro la contagie. En el aire de la habitaci?n est?n esparcidas las bacterias Micobacteryum tuberculosis, que han contagiado al 80% de los 134 tuberculosos registrados este a?o en Santander.
Es un enfermo terminal, afirma el personal m?dico, "se le est? ofreciendo lo que se le puede ofrecer": una m?scara con ox?geno, una bolsa de suero y medicamentos que consisten en antibi?ticos y bactericidas. En este caso el tratamiento, que es gratuito, y facilitado directamente por el Ministerio de la Protecci?n Social, m?s que para generar una recuperaci?n en Pedro se le suministra por un gesto humanitario.
Pedro presentaba tos con expectoraci?n desde hace m?s de tres a?os, y aunque este s?ntoma por m?s de 15 d?as representa una alarma, no fue al m?dico a tiempo. "S?lo fue al hospital cuando se vio bien enfermo", dice Olga. P?rdida de peso y expectoraci?n con sangre fueron las causas que lo motivaron a acercarse a un centro asistencial en Tesalia, Huila, la tuberculosis era evidente, pero all? descubrieron que tambi?n estaba infectado con el VIH.
"Los sacaron del pueblo, a ?l y a la mujer", una ind?gena perteneciente a la etnia Pa?z, pueblo ubicado en los departamentos de Huila y Cauca y que seg?n el Departamento Administrativo Nacional de Estad?stica, Dane, asciende a 119 mil habitantes, el 17% de la poblaci?n ind?gena del pa?s. En la comunidad de su esposa tampoco los quer?an por eso se denominaban desplazados y vagaron como indigentes hasta llegar a Bucaramanga. La compa?era de Pedro muri? hace tres a?os, dejaron un hijo de siete que lo cuida Olga, "gracias a Dios el ni?o est? sano", declara la abuela.
?
Curarse no vale nada
Seg?n D?bora Villa, en cualquier centro de salud de la ciudad se puede sacar gratuitamente el examen para detectar la tuberculosis. Este consiste en la toma de tres muestras de esputo, la primera debe hacerse en el momento en que el paciente sea detectado como sintom?tico respiratorio, es decir que tenga m?s de 15 d?as con tos expectorante. La segunda muestra se toma al d?a siguiente y la tercera al momento de entregar la segunda.
En caso de que el paciente sea diagnosticado con la enfermedad le ser? suministrado el "Tratamiento Acortado Supervisado", TAS, llamado as? porque se realiza en seis meses cuando anteriormente ten?a una duraci?n de dos a?os. ?ste no tiene un costo la primera vez, pero si el paciente abandona el tratamiento y presenta una reca?da deber? pagarlo. Un mill?n de pesos es el valor aproximado del TAS en algunos centros de salud de la ciudad.

Ir al contenido