Modernidad que incomoda

Oct 8, 2007 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Jorge Jim?nez

periodico@15unab.edu.co

Con el argumento de contribuir a la modernizaci?n de la ciudad, la Administraci?n Municipal a trav?s de las oficinas de Planeaci?n, Tr?nsito, ?rea Metropolitana y Metrol?nea, otorg? el pasado 8 de mayo la licencia de intervenci?n y ocupaci?n del espacio p?blico durante diez a?os a la empresa privada de Equipamientos Urbanos Nacionales de Colombia S.A. (Eucol), para la instalaci?n de 110 paradas de bus en toda la ciudad. Seg?n la directora de Planeaci?n, ?ngela Mar?a Cavanzo -quien considera las obras un ?regalo? por parte de la empresa-, Bucaramanga tambi?n recibir? gratuitamente como contraprestaci?n, 7.500 placas de nomenclatura y 120 canecas de acero inoxidable. Los paraderos de bus, seg?n Cavanzo, responden al proceso de mejoramiento de la movilidad vial y a las necesidades de los peatones.

Sin embargo, Jairo Rivera, chofer de bus urbano, no est? conforme con las obras, puesto que en algunos sectores instalaron la parada sobre las bah?as anteriormente dise?adas para los buses; "invadieron el espacio que ten?a el veh?culo para asegurar que la gente se subiera y se bajara con m?s tranquilidad", afirma el conductor. Por su parte la empresa sostuvo que no tiene nada que ver con el asunto porque no es responsable de la ubicaci?n de los mobiliarios, s?lo de su instalaci?n. Hernando Riveros, ingeniero civil y jefe de operaciones de Eucol en Bucaramanga, asegura que hacer el estudio topogr?fico y la ficha t?cnica del lugar para determinar d?nde debe ir la parada, "corresponde a los profesionales de Planeaci?n; a los arquitectos Jos? Alejandro G?mez, Gloria Pradilla y la directora ?ngela Mar?a Cavanzo. "Ellos son los que ubican la parada. Nosotros lo que hacemos es instalarla donde el Municipio nos diga", reafirma Riveros.

Por otro lado, Graciela Gordillo, directora de Tr?nsito Municipal, reconoce que no tiene mayor informaci?n sobre las obras en curso, y que el delegado para tratar el tema es el ingeniero Jorge P?rez, asesor de planeamiento vial y semaforizaci?n. P?rez admite que se han presentado un par de errores en la ubicaci?n de las paradas, pero no especifica qui?n los ha cometido, si Planeaci?n o Eucol. "En algunos casos se ha incumplido con lo pactando en el momento de determinar el sitio exacto en donde se deb?a instalar la parada de bus (?)", y agrega: "Afortunadamente el representante t?cnico de la firma que est? encargada del trabajo, ha aceptado las sugerencias y recomendaciones que se le han hecho". Respecto al caso de las bah?as dice que se tom? la decisi?n de ubicar los paraderos all? "porque no estaban siendo utilizadas adecuadamente". Otro conductor de transporte p?blico, Orlando Arenas, dice que las paradas en las bah?as han interferido el tr?fico en algunos puntos de la ciudad, como las carreras 33 y 27, y algunos barrios; donde seg?n ?l, se forman trancones.

 

La publicidad en el espacio peatonal

Debido a que el Municipio no invierte un s?lo centavo en las obras, le permite a la empresa ?recuperar? su inversi?n por medio de los espacios publicitarios que ofrece en el llamado Mupi (Mueble Urbano Para Informaci?n). ?ste es un armatoste met?lico con medidas de 121 x 177 cent?metros, ubicado de manera frontal al tr?fico peatonal. Cada Mupi cuenta con dos caras, disponibles para publicidad. As?, seg?n Cavanzo, "el regalo que la empresa le da al municipio lo recupera por medio de la instalaci?n de avisos publicitarios". Sin embargo, el llamado ?regalo? de EUCOL a Bucaramanga, que consiste en la inversi?n de casi tres mil millones de pesos entre paradas de bus, placas de nomenclatura para direcciones de la ciudad y canecas inoxidables, lo termina recuperando en un tiempo r?cord de un a?o. Esto gracias a que cada espacio en una parada de bus cuesta por un tiempo de 14 d?as -incluida la impresi?n del p?ster (afiche)-, $500.000 pesos; y teniendo en cuenta que son 110 paradas de bus y que m?nimo hay dos p?ster en cada Mupi que suman 220 espacios publicitarios para el arriendo, la empresa tendr?a en 14 d?as un ingreso de 110 millones de pesos; y al a?o, sumando los 24 periodos de arriendo, el ingreso ser?a de 2.640 millones de pesos (Cerca de la inversi?n inicial).

Recordando que la concesi?n a Eucol tiene vigencia por diez a?os, la empresa, sin subir el costo de la cara publicitaria del Mupi, alcanzar?a a recibir hasta el a?o 2017, cerca de 26.500 millones de pesos, casi diez veces m?s de lo que invirti? en un principio en el Municipio, el cual tiene derecho al 10% de los espacios publicitarios para propaganda institucional. El mantenimiento de los mobiliarios corre por cuenta de la empresa. Rodrigo Rodr?guez, transe?nte, reconoce que "las paradas son buenas en el sentido de que protegen a la persona del sol y de la lluvia, y as? se hace m?s c?moda la espera del transporte", pero al mismo tiempo sostiene que la publicidad aunque es llamativa, roba espacio p?blico. La abogada, especializada en derecho p?blico, Osilda Ram?rez Ram?rez, sostiene que las obras correspondientes a la instalaci?n de las paradas, son un irrespeto del Estado hacia la sociedad, pues seg?n ella, el Gobierno permite la invasi?n del espacio p?blico a particulares, y con esto viola un derecho de prevalencia constitucional. Afirma, en?rgicamente, que el papel que deben cumplir los funcionarios p?blicos es el de velar por la protecci?n de la integridad del espacio p?blico y por su distribuci?n para el uso com?n, y que el hecho de modernizar, no es pretexto para atropellar derechos ciudadanos.

Por otro lado, Carlos Julio Ni?o, arquitecto de la Constructora Herad, dice que la culpa del reducido espacio que dejan algunas paradas de bus y de la posible contaminaci?n visual, no es ni de la empresa ni de Planeaci?n; sino de las administraciones anteriores que no previeron esto por uno tener una visi?n futurista. "El mismo dise?o de las calles de la ciudad no permite llevar a cabo un proyecto de modernizaci?n como en Bogot? o en Cali, donde los andenes son m?s grandes", asegura el arquitecto. Mientras tanto, Jorge P?rez, sostiene que se ha tratado de que la invasi?n al espacio p?blico sea la m?nima en la mayor?a de los casos, y que la publicidad de los MUPIS, contribuye a que haya m?s iluminaci?n en los lugares instalados, "esto ayuda a mejorar el sitio y el ornato de la ciudad". Otro peat?n, Andr?s Felipe Sarmiento, dice que las paradas son una buena idea, pero que no todas est?n instaladas en los sitios adecuados.

 

Errores en la instalaci?n

Cuando 15 habl? con el jefe de operaciones de Eucol en Bucaramanga, el ingeniero Hernando Riveros sostuvo que la empresa jam?s instala paradas en andenes que midan menos de 380 cms, y "en llegado caso de que el espacio no alcance pero se pueda acondicionar, se hace; dejando un ?rea m?nima de un 150 cms en la parte de atr?s de la parada, destinada al transito del peat?n". Sin embargo, 15 detect? contradicciones entre lo dicho y lo hecho por Eucol. Aunque no todas las paradas est?n mal ubicadas o mal instaladas, en la carrera 21, sobre el and?n del parque Antonia Santos, se instal? un paradero de bus con su respectivo Mupi. El espacio disponible para el paso del peat?n despu?s de la obra, se redujo de 280 a tan s?lo 117 cms, esto, midiendo el espacio real por el que se puede transitar (desde los asientos de la parada, hasta el sardinel). Aunque la empresa modific? el espacio, el lugar en el que se hizo la obra mide tan s?lo 324 cms, lo cual est? por debajo de la medida necesaria comentada por el mismo funcionario de Eucol.

Otro caso similar se presenta en la avenida Quebrada Seca, donde el and?n en el que se instal? un paradero, mide tan s?lo 350 cms (30 cent?metros por debajo de la medida necesaria); y el espacio para el peat?n que seg?n Riveros siempre se deja de 150 cms, es simplemente 118 cms (Ver foto). En estos casos donde las paradas de bus ocupan demasiado espacio, los peatones se ven obligados a bajarse del and?n para continuar su camino, arriesg?ndose as? al peligro del tr?fico vehicular.

 

Distintas opiniones

Carmen Luc?a Mart?nez, administradora del Conjunto Residencial Bulevar del Cacique, sostiene que el paradero ubicado en la Circunvalaci?n del Tejar 35 # 117, obstruye la salida de los carros del parqueadero del conjunto. "El Municipio no nos tuvo en cuenta para nada. Veinte d?as antes de instalar la parada, se nos solicit? con un plazo m?ximo de dos d?as, que hici?ramos llegar los planos arquitect?nicos a Planeaci?n y as? lo hicimos, sin embargo jam?s mencionaron para qu? los necesitaban. Pensamos en un principio que era algo relacionado con Metrol?nea, pero en ning?n momento se nos dijo algo sobre una parada de bus, y cuando nos dimos cuenta ya estaban rompiendo la calle", asegura Mart?nez. En este lugar tambi?n se rellen? de asfalto una bah?a completa para la instalaci?n de la parada, as?, los carros de las personas que utilizan el cajero de la zona o que acostumbran a comprar en el minimercado del conjunto, no tienen m?s remedio que parquearse sobre la v?a. Seg?n Ana Felicia Barajas, defensora del pueblo regional, en los casos donde los afectados por los obras crean necesario entablar una acci?n popular, en la Defensor?a se les puede asesorar o interponer la acci?n directamente, pero primero es necesario ver los sitios y estudiar el caso rigurosamente. La comunidad est? dividida en torno a las paradas de bus, mientras algunos dicen que es explotaci?n del espacio p?blico, otros comentan que son muy apropiadas para la comodidad de esperar el transporte p?blico. Martha Vargas, una transe?nte, est? de acuerdo con la instalaci?n de nuevos paraderos, porque "son muy bonitos y la publicidad tambi?n es linda, adem?s de que son c?modos".

 

Antecedentes

En otras ciudades donde Eucol realiz? el mismo trabajo se han presentado distintas controversias frente a las obras. En Bogot?, existe una acci?n popular de la Personer?a frente al Distrito por la concesi?n otorgada a la empresa, puesto que la publicidad de las paradas, supuestamente invade el espacio p?blico y genera contaminaci?n visual. "La acci?n judicial busca proteger el inter?s com?n vulnerado por el contrato de concesi?n que autoriz? la explotaci?n publicitaria del espacio p?blico y la contaminaci?n visual", asegur? el asesor delegado de la Personer?a para asuntos jurisdiccionales de Bogot?, Alejandro Vega. Por otro lado, en Manizales, el concejal de la comisi?n del espacio p?blico Mauricio G?mez Trujillo, en un art?culo publicado en la revista Eje XXI, declara que no se conoce el tipo de contrato que el ex alcalde N?stor Eugenio Ram?rez, realiz? con Eucol; "no sabemos detalles del dinero involucrado, ni de las condiciones estipuladas en el negocio", asegura el concejal.

Ir al contenido