Noche de brujas, macabra y humorística celebración

Oct 15, 2006 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Juliana Herrera
rherrera2@unab.edu.co
Halloween comenzó hace más de 3.000 años en Irlanda como un festival de cosecha de los celtas. Para este pueblo indoeuropeo que penetró Europa central en el Siglo I (antes de Cristo), el cambio de estaciones era importante. 

La noche del caballero o dios de la muerte, más conocido como Samhain, significaba el último día de la cosecha y el comienzo del invierno, evento celebrado a finales de octubre y a principios de noviembre. Según esta tradición, en la noche del 31 de octubre las almas de los muertos regresaban a visitar los hogares terrenales.

Los celtas creían que en esa noche la ventana que separaba el mundo de los vivos y el de los muertos desaparecía.

Para mantener a estos espíritus contentos y alejar a los malos de sus hogares, dejaban comida o dulces fuera de sus residencias, con el fin de no ser maldecidos y convertirse en víctimas de sus conjuros, por la sentencia del:

Trick or Treat, que significa: “Si no me das lo que pido te hago una travesura”.

Cuando los romanos conquistaron a los celtas, parte de esta celebración a los muertos pasó a Roma, donde el Cristianismo trató de acabar con todas las prácticas antiguas.

Pero los celtas no dejaron del todo sus costumbres, así que la Iglesia les cambió el nombre de Samhain por el de All Hallow Eve ( halloween) y la razón de esta celebración se convirtió en la adoración cristiana de todos los mártires religiosos.

Pero como la gente seguía esperando la llegada de los fantasmas el 31 de octubre, la fiesta de los Santos fue cambiada al 1 de noviembre. Sin embargo, la tradición de la Noche de Brujas se ha mantenido, pues los niños van de casa en casa pidiendo dulces, mientras cantan las conocidas melodías.

Peligro por clanes diabólicos
La  víspera de la celebración de la noche de Todos los Santos es elegida por numerosos grupos satánicos para ofrecer ritos o sacrificios.

Autoridades como el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y la Policía Nacional, alertan a la población bumanguesa sobre posibles rituales de grupos oscuros que incluso contemplan el sacrificio de seres humanos y algunos animales como ofrecimientos al “príncipe de las tinieblas”:

“Es importante que los padres acompañen a sus hijos mientras recogen los dulces, que no los dejen salir solos, no reciban nada de extraños. Cualquier acto sospechoso, lo pueden denunciar al 112 de la Policía” afirmó la Subintendente Dolly Aristizabal, jefe de prensa de la Policía Nacional de Santander.

Detrás de la celebración del Halloween está la relación de  las prácticas satánicas con la comisión de diversos delitos, entre ellos casos de homicidio, violación, inducción o ayuda al suicidio, lesiones personales, hurto, irrespeto a cadáveres, daño en bien ajeno y secuestro.

Se calcula que la actividad puede incrementarse en la medida en que se aproxima el 31 de octubre, fecha en la que las sectas registran su mayor actividad.

Las autoridades han dispuesto planes de seguridad en cementerios, colegios, casas abandonadas y otros lugares para evitar los rituales que estas organizaciones realizan para atraer y someter a menores y jóvenes.

Ir al contenido