Parcelas que son salón de clase

Dic 1, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Javier Ferreira e Ivonne Pico Flórez
periodico15@unab.edu.co
Otoniel Tavera Duarte, un joven agricultor del corregimiento San Pablo, en el
municipio de Contratación, trabajó aceleradamente en su parcela
para asistir junto a su grupo de compañeros del Instituto Técnico
para el Desarrollo Rural (Idear), al Primer Encuentro Regional Sat que tuvo
lugar el 25 y 26 de noviembre, en San Gil.

Él es uno de los cerca de 2.500 estudiantes de este sistema académico,
provenientes de los 33 municipios de las provincias de Guanentá y Comunera,
que viajaron en algunos casos hasta 8 horas para asistir a la reunión.

Con esta actividad, el Secretariado de Pastoral Social (Sepas) y el Instituto
Técnico para el Desarrollo Rural (Idear), celebraron 15 años de
la llegada del Sistema de Aprendizaje Tutorial (SAT), al sur de Santander.

No hay que dejar el campo
El Sistema de Aprendizaje Tutorial (Sat) es una metodología
para la educación secundaria rural que se desarrolla a través
de módulos orientados por un tutor, en la misma vereda donde viven los
jóvenes y adultos campesinos.

Su método integra la academia con la práctica rural durante el
desarrollo de los tres niveles: Impulsor, Práctico y Bachiller. Con esta
propuesta educativa el campesino tiene la oportunidad de hacer de su parcela
un laboratorio de clases. Hoy funciona en 16 departamentos de Colombia, incluyendo
Santander, región donde hay 9.500 estudiantes.

En las provincias de Guanentá y Comunera es coordinado por el Instituto
Técnico para el Desarrollo Rural (Idear), con sede en San Gil, que hace
parte del Secretariado de Pastoral Social (Sepas) de la Diócesis de Socorro
y San Gil.

En la provincia de Vélez es coordinado por la Comunidad del Camino,
con sede en Barbosa; en las provincias de Soto y Mares está a cargo del
Instituto Cristiano de Promoción Campesina, en San Vicente del Chucurí,
y en la provincia de García Rovira por el Instituto Técnico Agroindustrial,
de Málaga.

En las provincias de Guanentá y Comunera los estudiantes rurales descubren
el conocimiento bajo el acompañamiento de casi 100 tutores y un grupo
de 25 asesores que complementan su formación en las áreas académica,
social, y técnica.

Formar líderes rurales
El encuentro regional fue toda una fiesta: las delegaciones desfilaron
por las calles de San Gil y en la noche, hubo danzas folclóricas sobre
la recogida del café y la elaboración de la panela, entre otras.

Y al día siguiente, la muestra científica, tecnológica
y artesanal permitió que cada delegación expusiera sus proyectos
productivos, los productos típicos de sus municipios y trabajos artesanales
realizados con sus manos.

“El encuentro fue todo un éxito por la participación de
los estudiantes. Esto demuestra la identidad que tienen hacia nuestra institución”,
indicó Martha Eugenia Camacho, coordinadora general del Idear.

Esta reunión, más que la integración de un instituto campesino,
fue una ventana para que todas y todos demostraran que no sólo son buenos
con el azadón con el que trabajan su terruño diariamente, sino
también para representar su folclor y cultura. Y que se mantiene el alma
de esta metodología educativa: animar la formación de los líderes
rurales.

La cifra
En todo el país son 40 mil los jóvenes y adultos campesinos
que estudian bajo la metodología Sat. En las provincias de Guanentá
y Comunera 3 mil están matriculados en este sistema.

Ir al contenido