Pobre futuro le espera al campo colombiano con el TLC

Sep 1, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

La negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y
Estados Unidos ha tenido sus mayores críticas en el tema agropecuario:
directivos gremiales de Colombia se han opuesto de manera abierta a que el Gobierno
suscriba un acuerdo que perjudique al campo colombiano. ¿Con qué
economía agrícola competirán los productores nacionales?

Estos son algunos datos del estudio ‘El agro colombiano frente al TLC
con los Estados Unidos’, contratado hace un año por el Ministerio
de Agricultura y dirigido por el economista Luis Jorge Garay.

• El producto interno bruto del sector agropecuario estadounidense es 15,3
veces mayor que el colombiano.

• La superficie cultivada en Estados Unidos es 26,4 veces mayor que la
colombiana.

• El valor agregado por trabajador en Estados Unidos es 14,1 veces mayor
que en Colombia.

• El valor de las exportaciones agropecuarias estadounidenses es 21,1
veces mayor que las colombianas.

• El número de tractores por cada mil trabajadores agrícolas
en Estados Unidos es 257 veces mayor que en Colombia.

• En el período 2000-2002, el gobierno de Estados Unidos hizo transferencias
a su sector agropecuario por US$71.629 millones. El gobierno de Colombia transfirió
al sector agropecuario nacional US$1.143 millones.

• Dichas transferencias corresponden al 51 y 11 % del respectivo producto
interno bruto (PIB) agropecuario de cada país.

• En el caso de los Estados Unidos, dichas transferencias equivalen a
unos US$22.100 dólares anuales por cada trabajador agropecuario.

Preocupantes conclusiones
Las opciones que se abren para los
productos agropecuarios colombianos en Colombia son inferiores que las que se
abren para los colombianos en Estados Unidos: las posibilidades de crecimiento
está bien en ese país de productos de exportación colombiana
como café, flores y banano es limitada, pues su mercado es poco dinámico
y no hay mucha posibilidad de sustituir o desplazar otros competidores.

En contraste con lo anterior, las posibilidades de crecimiento de los principales productos de exportación de Estados Unidos en el mercado colombiano es elevada.

La investigación concluye que de no tomarse previsiones adecuadas de defensa y apoyo a los productores agropecuarios colombianos, los problemas rurales se podrían agudizar y numerosos habitantes no tendrían más que tres opciones:

• Migrar a las ciudades o a otros países.
• Irse a trabajar a zonas de cultivos ilícitos.
• Vincularse a grupos armados ilegales.

Ir al contenido