UNAB e Instituto Caldas, de luto por muerte de don Armando Puyana Puyana

Jun 19, 2007 | Institucional

El cuerpo del empresario santandereano fue velado en cámara ardiente en el Auditorio Mayor de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB).

"Con la muerte de Armando, nuestra generación se amengua, se agota, desfallece. Tuvo su región como campo de prueba. Salió victorioso en su lucha y en sus designios humanos", dijo Alfonso Gómez Gómez, vicepresidente de la Junta Directiva de la UNAB, quien junto con don Armando Puyana Puyana y Carlos Gómez Albarracín, fundaron el Instituto Caldas en 1952.

Agregó que "la magia del recuerdo es ahora tan amarga si comparamos el dolor presente con nuestras pasadas alegrías. Ha pasado para Armando el momento cuando se suele sepultar el verdadero mérito bajo polvaredas de sarcasmo y envidia. Es la parábola de la existencia, que comienza en la juventud del alba, y declina como el sol naciente".

Durante 60 años, don Armando Puyana Puyana dedicó su trabajo en pro del desarrollo y el progreso de la región. Fue el artífice en la creación de entidades públicas y privadas como la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) en Santander, la Fundación Acción Santandereana (Prosantander), Centro de Ferias y Exposiciones de Bucaramanga (Cenfer), además de presidente y directivo de entidades como Urbanas, Puyana y Cía., Ladrillera Bucaramanga, Oikos Oriente, Asociación Nacional de Industriales (Andi) y Banco de Colombia.

También fue uno de los fundadores de la Corporación Instituto Caldas, hoy Universidad Autónoma de Bucaramanga, de la que fue el presidente de la Junta Directiva desde 1955. Entre sus múltiples condecoraciones, don Armando Puyana Puyana recibió en diciembre de 1999 la "Orden de Boyacá" en el grado de Gran Cruz, de parte del entonces Presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, y el 20 de enero de este año, el presidente Álvaro Uribe Vélez y la ministra de Educación, Cecilia María Vélez White, le confirieron la condecoración "Simón Bolívar" en la categoría Cruz de Oro, para reconocer y enaltecer los servicios eminentes que prestó en pro de la educación, la ciencia, el arte y la tecnología.

Ir al contenido