Viaje a las entrañas del Opus Dei

Oct 27, 2008 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Por Pastor Virviescas G?mez
pavirgom@unab.edu.co

Alfredo Enrique Vel?squez Montealegre sabe disimular la incomodidad que le causan algunas preguntas, pero sigue adelante, explicando y defendiendo los alcances de la prelatura personal del Opus Dei.

Sentado en la salita que da al patio de la casa ubicada en la calle 44 con 29, el director del Centro Cultural Las Palmas intenta conservar la compostura al escuchar las afirmaciones de quienes ayer segu?an a pie juntillas a san Jos? Mar?a Escriv? de Balaguer y Albas, marqu?s de Peralta, y hoy cuestionan su pensamiento.

Afirma que cualquier persona, sin importar el dinero que tenga, puede ingresar a la orden, pero guarda sigilo cuando se le pregunta por la identidad de sus miembros en Santander, que aspiran a alcanzar la santidad en la vida cotidiana, con esmero y sufrimiento.


?Los curas pederastas a d?nde van?

Dios es el ?nico que juzga. No podemos decir nada. Dios sabr? qu? les ha pasado, por qu? les ha pasado y sabr? juzgarlos con absoluta justicia pero con absoluta misericordia. Eso no lo entendemos los hombres; en Dios s? es posible.


Juan Pablo II neg? que el infierno existiera como lugar f?sico. ?Ustedes c?mo lo ven?

El infierno es estar separado de Dios, que es un dolor inmenso, m?s grande que cualquier dolor imaginable porque el hombre est? para estar con Dios. Quien ?no hace m?ritos permanecer? sin Dios y ese es el infierno.


?Y entonces esos cuadros que dibujan llamaradas, serpientes y seres demon?acos?

Eso son ilustraciones que a catequistas y profesores les parecieron adecuadas para que los ni?os y otras personas fueran entendiendo, pero cuando la persona tiene una cultura un poco mayor se da cuenta que son solo eso: ilustraciones de una situaci?n. El demonio y el infierno existen, pero no son lugares ni personas f?sicas. El demonio es un esp?ritu malo que influye sobre las personas y el mundo. Y el infierno es el estado de separaci?n de Dios.


?Ser? entonces que el demonio se apoder? de Fernando Quiroz y lo llev? a que escribiera la novela ?Justos por pecadores? -ver edici?n 142 de 15– en la que devela un mundo siniestro detr?s del Opus Dei?

Algunos podr?an pensar que s? al leer algunas cosas que escribi?. Puede ser que influido por diversas situaciones, porque quiz?s Fernando tuvo un paso por la obra muy negativo. Quiero decir: leyendo sus entrevistas y su libro, siente uno que lo marc? much?simo. Tal vez es de las personas que no logr? asimilar muchas cosas de la obra, habiendo estado muy poco tiempo, porque en un a?o largo uno no alcanza a contemplar todo.

Para m? resulta doloros?simo porque conozco la obra de toda la vida y es mi familia, pero de todas maneras algo lo llevar? y doy por descontada su buena voluntad. ?l siempre ha manifestado que lo hace con total rectitud y por hacer una denuncia. En la obra respetamos eso, pero al mismo tiempo nos duele porque muchas cosas son equivocadas, da?an la fama y han hecho mucho da?o a la obra. No pienso que el camino sea controvertirlo. En su conciencia ?l sabr? y Dios sabr?.


?Hay mentiras en ese libro de Quiroz?

S? y no. ?l dice que es una novela con componentes reales, entonces de las afirmaciones que hace uno c?mo puede establecer cu?les son novela y cu?les son ficci?n. ?l deber?a publicar un cat?logo diciendo esto es novela y esto es real. Si uno leyera literalmente todas las cosas que aparecen en su libro, hay much?simas mentiras.


?Por qu? hay tantos ex miembros del Opus Dei que son tan cr?ticos de la obra y han creado sitios como www.opuslibros.com donde la que cuentan es una pel?cula completamente distinta?

Me parece que son casos similares al de Quiroz, que han tenido una experiencia muy dura, no han asimilado bien la exigencia y les qued? muy marcado. A tal punto que los ha llevado a ponerse en contra de la obra. Es triste pero es una dura realidad. Si una persona abandona una instituci?n y habla mal de ella, generalmente es porque le fue mal, porque tuvo una mala experiencia y eso lo dej? marcado. Tambi?n puede ser que despu?s de haber conocido el Opus Dei no est?n de acuerdo y se puede no estar de acuerdo porque estamos en un mundo libre. Est?n en su derecho, ojal? lo hagan respetuosamente y ajustados a la verdad. Lo de Fernando no me parece nada bien porque entre ficci?n y realidad pone en el medio a una instituci?n que para muchas personas es querid?sima. Es una afrenta dur?sima, pero as? es la vida y tenemos que asimilarlo.


?Qu? puede llevar a que un doctor en teolog?a de la Universidad de Navarra y can?nigo de la Catedral de Toledo (Espa?a) como Enrique P?rez Amez (ver recuadro), diga: ?Percibo mis a?os en el Opus Dei como una mezcla de tomadura de pelo y manoseo indecoroso e indecente de la propia vida??

Su mala asimilaci?n de la vocaci?n y del esp?ritu del Opus Dei. No logr? asimilarlo y puede ser por error de nosotros los directores. Quiz?s fracasamos con esa persona y no logramos venderle la idea. Siendo el ideal de la santidad que promueve el Opus Dei algo tan noble, originar en esta persona y en otras as? este tipo de reacciones, quiere decir que no lo hicimos bien, tenemos que esmerarnos en hacerles vivir con cari?o y aun si no quisiera seguir que no siguiera, pero de modo amable y positivo. Es un gran fracaso.

Puede tambi?n haber culpa en ?l, que no logr? asimilar o que no se exigi?, pero es muy triste. En cualquier instituci?n pueden darse ese tipo de situaciones.


?Pero c?mo es posible que alguien llegara tan alto y ahora haga afirmaciones como: ?Escriv? edific? el Opus sobre las cenizas del miedo, la ingenuidad, la ofuscaci?n, el oscurantismo y, sobre todo,? ?las promesas de un incierto m?s all?? puesto al alcance de las manos de sus adeptos??

Eso es sorprendente, pero lamentablemente se da por una confluencia de circunstancias. No deber?a darse.


?Cualquier persona puede ser miembro del Opus Dei o hay alg?n tipo de veto?

Para estar en el Opus Dei se necesita vocaci?n. La vocaci?n es un llamado personal de Dios que experimenta la persona y que los directores espirituales le ayudan a evaluar. Es algo muy personal. Cuando una persona ha ido conociendo el Opus Dei un tiempo prudencial y de modo adecuado, ?l mismo puede pedirle su admisi?n al director del centro al cual est? asistiendo. Puede decirle ?me parece un ideal maravilloso y siento como que Dios me llamara a la obra?. Podr?a ser que no sea ?l el que lo plantee sino yo como director.

Sea de una manera o de la otra, ?l se lo plantea a fondo y lo estudia durante un tiempo. Como director le planteo al consejo local que me asesora, que fulanito de tal me expres? o yo le expres? y lo veo as? y as?, entonces que lo piense unos meses. El tiempo no est? reglamentado, porque hay gente que ha conocido la obra y ha ingresado en dos o tres meses, y otros que han tardado veinte a?os. El director tiene que conocer a la persona y eso implica en sus cosas personales. No es un conocimiento solo externo de qu? t?tulos tiene o d?nde vive, sino tambi?n en sus disposiciones de lucha porque al Opus Dei se viene es a luchar por ser santo en la vida cotidiana.

Entonces si ?l y el consejo local consideran que s? hay una vocaci?n de por medio, lo pueden autorizar, y ah? es donde comienza el acto jur?dico por el cual una persona se adscribe. Le escribe una carta al prelado o al vicario en donde solicita; esa carta la custodio yo y se van dando los pasos hasta cuando la persona es admitida.


?Cuenta mucho la declaraci?n de renta? ?alguien que no viva en Cabecera o que no tenga finca en la Mesa de los Santos puede ser miembro del Opus Dei?

La obra no tiene un condicionamiento o discriminaci?n hacia ning?n estrato ni econ?mico, ni intelectual ni de ning?n estilo. En Bucaramanga el ?nico centro que existe por ahora es el de Cabecera, en un barrio bueno, pero con el paso del tiempo habr? centros en todos los estratos. Ya en un buen n?mero de ciudades del mundo hay centros de la obra en todos los estratos. En Colombia todav?a no porque la labor no se ha desarrollado tanto. En Bogot? ya casi estamos ocupando todos los estratos. Estamos abiertos a todo tipo de personas.


?Cu?ntos numerarios, supernumerarios y aportantes del Opus Dei hay en Bucaramanga?

Somos cuatro numerarios y 21 supernumerarios. Aparte de eso hay unos 50 cooperadores, pero ellos no son miembros del Opus Dei.


?Qu? otras propiedades tiene el Opus Dei en esta ciudad, aparte de esta casa en el Parque de las Palmas?

Pues en sentido estricto ninguna otra. En sentido amplio: el Colegio Saucar?, el Colegio Cantillana y el Pre-escolar Yatay. Digo en sentido amplio porque estrictamente no son del Opus Dei. Est?n promovidos por algunas personas del Opus Dei, pero la obra como tal no responde por ellos. El Opus Dei da asesor?a y como director voy y trabajo, pero eso es de la Asociaci?n para la Ense?anza Aspaen, que es a nivel nacional. Los bienes, el terreno, los edificios, pertenecen a la Corporaci?n de Padres de Familia Corpade.


?Qu? personalidades locales est?n en las filas de este ?ej?rcito de Dios??

No puedo responderle por dos razones: habr?a que discutir qu? es una personalidad y no me parece un tema adecuado. Yo creo que personalidad somos todos. En la obra no se le da mayor importancia a C?sar Mauricio Vel?squez porque est? en la Secretar?a de Prensa de la Presidencia, que a la empleadita que nos barre la casa. Mejor dicho, le doy m?s categor?a a la empleadita porque la admiro.

Segundo, porque ser del Opus Dei es de la intimidad de las personas. ?Por qu? yo voy a estar divulgando que X, Y ? Z persona es de la obra? Que lo diga ?l o ella, pero yo divulgarlo ser?a una indelicadeza. Si es una cosa de su lucha personal por qu? tiene que estar contando que busca la santidad en medio del mundo.


?Entonces qu? figuras p?blicas son del Opus Dei?

Tampoco le respondo en raz?n de la misma discreci?n. Si esas personas me ven en el peri?dico 15 diciendo que son del Opus Dei, pues me reclamar?n por qu? lo dije sin su autorizaci?n, siendo ese un asunto de su intimidad. Eso es como si me preguntas qu? personas tienen en su casa tal tipo de muebles. ?Hace falta meterse a la casa de la gente?

Entiendo su inter?s como periodista, pero para el Opus Dei eso no es importante. Dime de esos 90.000 miembros cu?ntas personalidades del mundo habr?. Son poqu?simos y a veces decimos que es muy bueno que mencionen a C?sar Mauricio Vel?squez o al almirante Guillermo Barrera, ?pero los dem?s no somos importantes? Nos deber?an sacar tambi?n a los dem?s. Los 89.000 restantes pesamos m?s. ?Por qu? a ellos? ?Porque alcanzaron un puesto p?blico? En la obra nos manejamos en un ambiente espiritual y sobrenatural. El fundador dec?a que la importancia del trabajo se mide por el amor de Dios que se pone, no por el cargo y posici?n humanos que son tan relativos.


?A qu? le atribuyen la imagen negativa a nivel internacional que tiene el Opus Dei en ciertos sectores y que haya personas que digan que ?en la obra todo es absurdo, nada tiene sentido. El Dios de Escriv? no es el de todos y… Dios o es el de todos o no es??

Desconocimiento de la obra y en alg?n caso a una mala asimilaci?n de las cosas que se viven en la obra. Yo, que he estado toda mi vida en la obra, cuando escucho unas palabras como estas, digo ?esta persona no comprendi?; se enter? de algo pero muy poco y tal vez se qued? con el cilicio y no vio otros aspectos?.


Quienes hablan de un ?holocausto opusde?stico?, ?a qu? se refieren?

No s? quienes son ?sos. No sabr?a decir a qu? se refieren cuando dicen holocausto. Algunas personas tienen una percepci?n de la obra como una fuerza social, pol?tica, econ?mica, y eso no es cierto. Puede ser que haya personas del Opus Dei en posiciones pol?ticas importantes, que haya gente con mucho poder econ?mico en el Opus Dei, porque es que la santidad es para los que son pobres y los que son ricos; pero que haya un movimiento oscuro, secreto, para apoderarse o para atacar a ?ste o al otro, eso no es as?.

S? podr?a decir que hay un gran esp?ritu apost?lico y evangelizador. Las personas de la obra, como los cat?licos en general, procuramos influir mucho en la sociedad, pero respetando la libertad de cada uno. Ojal? que todos los legisladores fueran personas que entendieran la moral cristiana. Es un fracaso de la Iglesia y de los cat?licos que se aprueben cosas que son contrarias a la moral como el aborto y la eutanasia.


?Qu? explicaci?n le da a quienes cuestionan la canonizaci?n rel?mpago de Escriv?, quien muri? en 1975, fue beatificado 17 a?os despu?s y hecho santo en 2002?

Que investiguen bien c?mo se dieron todos los pasos jur?dicos para ello, que ha sido un punto en el que la Iglesia se ha dinamizado much?simo. Cada vez m?s r?pido se est? beatificando y canonizando cuando hay lugar. El proceso de canonizaci?n del fundador se llev? con mucho cuidado, diligencia y categor?a. No pod?a ser menos porque si el Opus Dei predica hacer bien las cosas por amor a Dios, c?mo el proceso del fundador iba a ser hecho con menos nivel.


?Qu? concepto tiene el Opus Dei de los jesuitas?

A los jesuitas les tenemos un aprecio y una admiraci?n muy grandes, cada uno en su esfera porque los jesuitas son una comunidad religiosa y como tal buscan la santidad apart?ndose del mundo; en cambio en el Opus Dei buscamos la santidad en medio del mundo y no haciendo una presentaci?n p?blica de santidad, sino discretamente porque en el Opus Dei es esencial vivir sin llamar mucho la atenci?n.

En unos a?os duros para la obra hubo una persecuci?n por parte de algunos jesuitas, en los a?os 40 en Espa?a y en los 50 en Roma, pero fue una cosa aislada por razones complejas que quisieron atacar y de hecho atacaron duramente. Pero no se guardan rencores.


?Soportan a los masones?

Los masones desde su comienzo han tenido un car?cter de ataque a la moral propugnada por la Iglesia Cat?lica y a veces directamente a ella misma. Hoy ning?n mas?n te dice que es anticat?lico, pero en la realidad s? han ido contra muchas normas de la moral cristiana, entonces la Iglesia Cat?lica dice que aquellos grupos que son anticat?licos de manera directa o indirecta a trav?s de sus ataques a la moral, est?n equivocados y un cat?lico no los puede seguir porque ser?a incorrecto e indebido. Sin embargo, hay que decir que son tambi?n criaturas de Dios y que uno no puede despreciar, tratar mal ni discriminar a nadie.


Vladdo dibuja en la revista Semana un ?palacito? presidencial adornado, entre otras im?genes, con la foto de Escriv?. ?C?mo lo toma el Opus Dei?

Me parece divertido y simp?tico. Ahora, lamento que origina error porque lleva al inculto y al ignorante a pensar que el Opus Dei influye en el gobierno, en el sentido de querer controlarlo, y eso no es cierto porque el Opus Dei no es una entidad de ese tipo. La obra es una instituci?n espiritual.

Si C?sar Mauricio Vel?squez est? en la Casa de Nari?o es porque ha sido competente, lo han llamado a servir y no lo hace a t?tulo del Opus Dei, ni el almirante Barrera, ni ninguna otra persona que relacionen con el Opus Dei lo hace a t?tulo del Opus Dei ni por influencia del Opus Dei. Ni a mi ni a nadie nos han dicho ?m?tete para influir?. Claro que me meto donde pueda, donde la vida me lo permita para influir. Incluso hay gente que piensa que el presidente Uribe es del Opus Dei, cosa que de ninguna manera es cierta.


?Tres principios que un numerario del Opus Dei deba aplicar todos los d?as?

Hacer las cosas humanamente lo mejor posible. Ofrecer todo lo que hace a Dios. Tener presentes a los dem?s en todo lo que hace.


Si no va a misa cada d?a, como s? lo hace el periodista Vel?squez, ?no le pasa nada?

Nada. Mejor dicho, s? me pasa mucho, dejo de recibir algo muy bueno, como si t? dejas de almorzar tres d?as.


?Tanto como para que le signifique apretarse m?s el cilicio o flagelarse?

No, pero para los cat?licos s? es obligatorio ir a misa los domingos y para los numerarios tambi?n. Si deliberadamente no fuera a misa el domingo, sin una justificaci?n, eso es un pecado mortal y tengo que confesarme.


Encontr?ndose su sede en este parque, donde abundan los bares y las mujeres hermosas, aunque el muro sea alto, ?c?mo abstenerse de caer en esas ?tentaciones??

Manteniendo un ambiente adecuado en la vida. Como los miembros de la obra estamos para santificarnos en medio del mundo y el mundo est? lleno de esas tentaciones, lo que uno tiene que hacer es saber con qui?n establece cercan?a y crear un ambiente positivo, agradable y correcto. Hay que ser cauto para no entrar en relaci?n con personas que le puedan hacer da?o, no por desprecio, porque no es cristiano despreciar a alguien. Existe mucho peligro y si uno no es cauteloso termina quien sabe d?nde.


Pero si una noche frente a su puerta se sientan tres j?venes en bluyin descaderado, ustedes qu? har?an: ?salir a reconvenirlas? ?ponerse a rezar por sus almas?

Dedicarme a lo que tenga que hacer en cada momento, mis llamadas, mi computador y luego irme a dormir. No me quedo hasta medianoche viendo qu? pasa. El peligro y la tentaci?n est?n en todas partes: en el peri?dico, en Internet, en el parque…

Ir al contenido