Violencia en los estadios no tiene penalización

Jun 1, 2005 | Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Artes

Casos como el ocurrido en Bogotá el mes pasado son difíciles de evitar si no se dictan leyes que controlen el comportamiento de las barras. En Bucaramanga la situación es complicada cuando se presentan heridos debido a que estos nunca denuncian a los agresores ya que prefieren evitar represalias en el futuro.

Las faltas que cometen los hinchas generalmente son contra el Código Nacional de Policía, es decir contravenciones, las cuales no están tipificadas como delitos.

"Los correctivos que realizamos son detenciones por 24 horas, llamados de atención verbal, por escrito, se le hace un acta o anotación en un libro en donde ellos se comprometen a no incumplir las normas. Si no se denuncia, no se puede hacer más", asegura el patrullero Mauricio García, de la Oficina de Planeación de la Policía Santander.

Pero cuando el agresor es tomado en flagrancia es retenido, llevado a una estación de policía donde se hace el respectivo informe y luego se deja a disposición de la Fiscalía.

Ir al contenido